Baby back choi: producción mexicana para el mercado internacional

Baby back choi o baby bok choy
Foto: Vía Flickr por thebittenword.com (CC BY 2.0).

Esta variedad de col china, también llamada pak choi, cardo chino o acelga china, es muy popular en el sur de China y en el sudeste de Asia. Su aspecto es muy similar al de la acelga y se caracteriza por tener un crecimiento rápido. Sus hojas, parte comestible de la planta, son arrugadas, redondeadas de color verde obscuro y tallo blanco, su longitud de corte es de 8 a 10 pulgadas.

Pueden ser consumidas frescas pero generalmente son consumidas cocidas, tienen un sabor parecido al repollo y una textura agradable.

Gran valor nutricional

La baby back choi es una rica fuente de vitaminas y minerales. Una porción de 100 gramos contribuye de forma importante en los requerimientos diarios de vitamina A (30%), vitamina C (54%) y vitamina K (44%), además de contribuir de forma moderada en los requerimientos de folato, vitamina B6 y calcio.

Sinaloa lidera producción

El año pasado se sembraron 436 hectáreas de baby back choi en México, de las cuales, 95% pertenecían al estado de Sinaloa y el 5% restante a Nayarit. En años pasados esta hortaliza también era sembrada en Baja California, sin embargo, desde 2016 no hay cifras oficiales que reporten su siembra en ese estado.

La producción en 2017 fue de 7,514 toneladas a nivel nacional, lo que significa un rendimiento de 17.23 toneladas por hectárea. 

El valor de la producción nacional de baby back choi fue de 62,624,210 pesos, representando un retorno de 143,634 pesos por hectárea sembrada.

Demanda internacional

Fuera del mercado asiático, cuenta con una gran demanda en Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

En la Unión Americana, los principales estados consumidores de baby back choi son Hawaii, Vermont, Alaska, Rhode Island, Distrito de Columbia, Washington, Nueva York, Massachusetts, Connecticut, Maine y California.

Compartir